9 ventajas de comer despacio que desconocías (y te sentarán de maravilla)

Portada de beneficios de comer despacio.

Compartir Post

¿Por qué es tan importante hablar de las 9 ventajas de comer despacio? Porque lo que te beneficia es lo que más te motiva a cambiar.

Para que puedas modificar una conducta perjudicial, es necesario tener muy presente sus ventajas.

Este artículo viene a equilibrar la balanza, y no solo porque en este sitio web tratamos temas relacionados con el peso, sino porque en varios artículos previos ya te hablé de los problemas causados por comer deprisa.

No solo te explicaré los beneficios de comer despacio. Si haces una lectura atenta, también encontrarás la explicación de algún malestar físico que te preocupa y que no sabes a qué se debe.

Te interesa:

¿Sabías que comer por ansiedad te está haciendo engordar?

¿Por qué aprender a comer despacio te ayudará a sentirte mejor?

¡Vamos con las 9 ventajas de comer despacio que desconocías!

1º Te ayudará a sentir más saciedad: te mantendrás delgada porque comerás menos cantidad.

La saciedad comienza a presentarse a los 20 minutos de empezar a “digerir” los alimentos.

Si, debido a la prisa, solo tardas 5 minutos en comer, nunca sentirás saciedad. Estarás siempre hambrienta. Pero creerás que, si tienes hambre, es porque has comido poca cantidad.

Comiendo rápido puedes comer más en 5 minutos que en media hora. La cantidad no la marca el tiempo que pasas comiendo, sino la velocidad a la que comes.

Por el contrario, al comer más despacio, ingieres menos cantidad, porque te sacias antes que si comes rápido.

Además, la sensación de plenitud que consigues al comer con calma persistirá más tiempo.

Si quieres rebajar la cantidad de comida sin pesarla ni pasar hambre, es tan sencillo como comer más despacio.

Éste es uno de los beneficios de comer despacio que más te interesará.

2º – Mejorará tu digestión.

Digerirás los alimentos más fácil y rápido, porque tu estómago recibirá la comida más triturada y tendrá menos trabajo que hacer.

Al digerir más rápido, sentirás menos hambre a lo largo del día. Porque tu cuerpo podrá utilizar el alimento que ya has digerido. Si comes pero no digieres estarás en ayunas porque la comida se queda atrapada en el estómago y los nutrientes no llegan al resto del cuerpo.

ventajas de comer despacio

3º – No te sentirás hinchada.

Durante las comidas es normal tragar algo de aire. Pero, cuando comes rápido, esa cantidad de aire se multiplica.

Cuando la comida permanece sin digerir en el tubo digestivo se producen putrefacciones. Esta situación conlleva un desequilibrio en tu flora bacteriana intestinal.

De este modo, proliferan el tipo de bacterias que provocan las putrefacciones y producen un gas maloliente que te hará sentir incómoda. En cambio, las bacterias beneficiosas al estar en menor cantidad no te aportarán ningún beneficio a tu salud.

4º- Perderás volumen en la zona del estómago.

Por 4 razones fundamentales:

  1. No comerás tanta cantidad, lo que favorece la digestión y hará que haya menos contenido en el estómago.
  2. Cuando la digestión es lenta, el estómago fabrica más ácido clorhídrico y jugos digestivos, que contribuyen a que el estómago se llene más.
  3. Hay menos contenido de gas en el estómago.
  4. Las digestiones lentas implican un tipo de gastritis que produce una inflamación en el estómago y los tejidos vecinos. Si tus digestiones son normales esa gastritis se resolverá. No habrá inflamación y notarás menos volumen.
El aumento de las bebidas de cafeína puede indicar que no comes despacio.

5º – No te sentirás somnolienta tras la comida.

Al digerir lentamente, se acumula más sangre en el aparato digestivo.

Las capacidades intelectuales se ven mermadas cuando el cerebro no dispone de un buen aporte de oxígeno, el resultado es la somnolencia y un mayor consumo de café o bebidas con cafeína.

Si apuestas por comer despacio, tras una buena digestión, trabajarás toda la tarde a pleno rendimiento.

6º – Dirás adiós al reflujo.

Cuando la comida es excesiva, los jugos gástricos y el gas se acumulan en el tubo digestivo.

Como consecuencia, aumenta la presión en el estómago, porque la comida no puede continuar su curso normal.

A su vez, el estómago no dejará salir la comida de su interior si no ha completado la digestión.

Cuando la presión en el interior del estómago aumenta, la comida busca una vía de escape. Aparece un reflujo hacia el esófago, que es el conducto por donde la comida llega al estómago.

Desgraciadamente, el contenido gástrico es demasiado ácido para el esófago y se produce una sensación de ardor en la entrada del estómago, porque el ácido está quemando esa zona.

Hay pacientes que cuando las burbujas de ácido viajan más arriba, notan picazón incluso en la garganta.

Otras personas sienten el reflujo como una sensación de vacío en el estómago, que está motivada por la acción del exceso ácido sobre sus paredes.

Estos pacientes me dicen que, cuando comen un poquito, esa sensación se alivia. ¿Por qué motivo? Porque al comer un poco se reactiva la digestión y sienten un alivio momentáneo, que empeorará un poco más tarde.

Aunque algunas veces ese “reseteo” es suficiente para que la digestión se complete, pero a costa de comer de más y creer que se está comiendo poco, por la sensación de hambre.

Los pacientes que comen rápido suelen relatarme una serie de síntomas “misteriosos” que casi siempre suelen corresponder a una mala digestión.

Comer con calma te sentará bien.

7º – Sentirás menos estrés.

Cuando te pasas el día con prisas, sin darte cuenta estás retro-alimentando a tu estrés.

El estrés siempre necesita más estrés para poder subsistir.

¿Qué ocurre si a lo largo del día desarrollas una actividad, que no te lleve mucho tiempo y que requiera el hacerla con calma?

Notarás que el estrés te afecta menos. Es debido a que NO lo estás alimentando constantemente, porque las comidas se convierten en momentos de calma.

Aprender a comer con calma disminuirá tu estrés gradualmente.

Te interesa:

¿Por qué no puedo controlar lo que como?

8º – Aprovecha los momentos de las comidas para practicar meditación.

Cuando estés comiendo, intenta detectar el mayor número de sabores diferentes en los alimentos. Si es un tipo de comida como la que te enseñamos a preparar en nuestro blog basada en el Sistema de Cocina de Platos Encadenados, sería ideal porque posee muchos matices de sabor.

Si, al comer despacio, compruebas que te has olvidado de meditar, es porque estás completamente centrada en saborear y disfrutar. Esta señal revela que estás meditando muy bien.

Aumenta los beneficios de comer con calma.

9º- Mejorarás tu relación con la comida.

La comida dejará de ser una interrupción molesta en tu jornada laboral, para convertirse en un momento de descanso.

Empieza a comer despacio, te sentirás llena de energía y sabrás que la comida se ha convertido en tu aliada.

Dejarás de pensar en términos negativos en lo referente a comer y, además verás que controlas mejor tu peso, que comes menos, no pasas hambre y que muchas molestias desaparecen, y ya no querrás dejar de comer de esta manera.

Comer despacio solo implica beneficios

Recuerda:

  • Comer deprisa supone el intento de querer ir más allá de nuestras limitaciones físicas, porque nuestro sistema digestivo no está diseñado para comer rápido.
  • Exceder nuestro límite de velocidad al comer traerá consecuencias: Una de ellas es la tendencia a la obesidad.
  • La recomendación de comer despacio no es para mantener las buenas maneras en la mesa, sino que señala el límite de lo que nuestro cuerpo puede asumir.
  • De algo tan simple como es la manera de comer se derivan una serie de ventajas e inconvenientes que apoyan el que comas con calma.
  • Tu cuerpo te habla a través de las molestias que sientes y de tu sobrepeso. Te está diciendo que no le beneficia tu manera de comer.

¿Quieres conocer una manera de cocinar saludable que te ayudará a disfrutar de unas comidas tan sabrosas que querrás comerlas con calma? Suscríbete a nuestro sitio web fernandoaceiro.com y podrás acceder a la clase en vídeo, de nuestro sistema de cocina cocinar para adelgazar con Platos Encadenados.

Espero que, tras la lectura de los 9 beneficios principales de comer despacio te pares un momento a disfrutar de lo que estás comiendo.

Aprende a cocinar platos sabrosos, equilibrados y saciantes con las recetas disponibles en nuestro blog.


Te interesa:

Flan saludable de queso

27 alimentos que no son lo que parecen

NUESTROS PODCAST:

Compartir Post

Los Mejores Artículos Relacionados

Deja un comentario

Responsable: Fernando Aceiro, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en los servidores de mi plataforma de email marketing Mailchimp, ubicados en EEUU y acogidos al EU-US Privacy Shield. Ver política de privacidad de Mailchimp. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en info@fernandoaceiro.com. Para más información consulte nuestra Política de Privacidad.