Cómo ayudar a bajar peso a otra persona.

Cómo ayudar a bajar peso a otra persona no trata sobre cómo elegir el mejor restaurante para invitar a tu pareja o cómo ayudar a tu hijo en el comedor escolar.

No busca enseñarte a resolver un problema que solo ocurre en una  circunstancia determinada, porque su verdadero objetivo es ayudarte a estar preparada para afrontar cualquier contingencia.

Es lo que diferencia a un destornillador profesional de una multi-herramienta. El destornillador solo sirve para un trabajo muy especializado, pero la multiherramienta te ayudará a solucionar cualquier avería.

La multiherramienta psicológica o si lo prefieres la navaja suiza mental consiste en desarrollar una actitud que te ayude a solucionar y evitar problemas. Eso es lo que aprenderás con este post. 

Para ayudar a bajar peso a otra persona, la buena intención no sirve de mucho y hasta podría resultar perjudicial. Para ayudar bien, necesitas saber qué estás haciendo en todo momento.

Es muy fácil que un mal intento de ayuda pase a formar parte del problema que quieres resolver y que además deteriore la buena relación que mantienes con la persona a la que quieres ayudar. 

¿Quieres ayudar a bajar peso a otra persona?
¿Quieres ayudar a bajar peso a otra persona?

Es muy frecuente que cuando ayudas a alguien, sientas mucha frustración si no ves tu esfuerzo recompensado. La persona a la que ayudas también podría detectar esa frustración y pensar que sientes hostilidad hacia ella.

Cada intento de ayuda o cada comentario cargado de buenas intenciones, puede ser interpretado como un reproche y así se deteriora más la relación entre vosotros.

El amor o el afecto son dos sentimientos indispensables para ayudar, pero cuando trates de buscar la mejor solución para las personas que quieres, es muy posible que amor y eficiencia entren en conflicto a la hora de aplicar una solución que funcione.

Hay personas que no consiguen adelgazar ,porque reciben ayuda de un “saboteador bien intencionado” que no tiene una estrategia, sino que improvisa. Es una lástima porque todo es más fácil cuando recibes la ayuda adecuada.

➡️ Para evitar conflictos al ayudar a bajar peso y ser ayudado ten en cuenta dos ideas muy sencillas:

  • Ayudar es todo lo contrario a reprochar o recriminar a la persona que te necesita cuando no actúa según tus expectativas.
  • Siempre que solicites ayuda hazle entender lo que a ti te ayuda y  lo que no te ayuda.

El objetivo de este artículo es que puedas a ayudar a bajar peso a otra persona.

Cómo ayudar a adelgazar a alguien.
Cómo ayudar a adelgazar a alguien.

➡️ ¿Conoces las 3 claves para ayudar a bajar peso a otra persona?

  • El apoyo incondicional, sin esperar nada a cambio: La recompensa está en el hecho de ayudar a quién quieres. Reñir no es prestar apoyo: los reproches, las críticas y la hostilidad no ayudan a nadie. Solo sirven para deteriorar vuestra relación.

Para ayudar necesitas renunciar a tus expectativas irreales y saber cómo ayudar a la otra persona a que se desprenda de las suyas.

Cuando antepones tus expectativas irreales de ayuda a las necesidades reales de la otra persona, te frustrarás cuando esa persona no responda como tu quieres. 

  • Conocimientos: Aprende todo lo que puedas sobre cómo ayudar. El conocimiento ayuda más que la buena voluntad.
  • Logística: Céntrate en un aspecto del problema cada vez, así es más fácil avanzar. Cuando abarcas demasiado todo se complica. Planifica con la otra persona el camino a seguir y vigilad que vuestras expectativas no sean irreales.

➡️ ¿Qué necesitas conocer de esa persona para poder ayudarla a bajar peso?

  1. Necesitas conocer su curva de aprendizaje para respetarla y adaptarte a ella.
  2. Prestarle apoyo emocional y motivarla en los peores momentos.
  3. Es posible que tú también necesites apoyo emocional, porque ayudar también implica un desgaste personal.
  4. Pon en valor vuestra relación durante todo el proceso, es muy importante que trabajéis en equipo.
  5. Mejorar la capacidad de adaptación a las situaciones cambiantes. Adaptarse no es conformarse, sino ser muy creativo con tus recursos, para sacarles el mejor rendimiento. Adaptarse a las dificultades es sacarle partido a los contratiempos.
  6. Gestionad vuestras expectativas con respecto a bajar peso. Las ideas preconcebidas sobre cómo debería ser el proceso de bajar peso y como debería ser el comportamiento de cada uno es el peor obstáculo. Ayuda a la otra persona porque la aprecias sin esperar nada a cambio y vigila que las expectativas de la otra persona no sean exageradas o insuficientes.
Ayudar no es reñir, es apoyar.
Ayudar no es reñir, es apoyar.

➡️ ¿Cuáles son las dos actitudes más perjudiciales para ayudar a otra persona a bajar peso?

1. Sentir lástima por la otra persona y mostrarte muy sobreprotector.

Ocurre cuando quieres evitarle cualquier esfuerzo o le quitas importancia a que no ponga el interés necesario porque sientes pena. Le dirás que por un día no pasa nada, así justificarás que no se alimente de manera adecuada y estarás negando que tenga un problema con la comida. Estarás saboteando su intento de adelgazar con todo el cariño del mundo.

2. Asumir tú todo el protagonismo del proceso de adelgazamiento.

¿Vas a vigilar constantemente lo que hace la otra persona?, ¿vas a ser muy controlador, para que no falle en nada? ¿Si comete algún error se lo reprocharás, para que no vuelva a cometer el mismo fallo?

El problema de implicarte demasiado es que tomarás como algo personal los fallos lógicos de la otra persona y así te sentirás muy ofendido. Es frecuente que descargues tu frustración sobre ella, con reproches y críticas que lo único que harán será deteriorar vuestra relación.

Co esta actitud conseguirás que cuando esa persona se comporte de manera satisfactoria no será gracias a tu ayuda, sino que actuará por miedo a tus reproches.

➡️ ¿Qué tipo de ayuda es la más eficaz?

Ayudar a bajar peso a alguien es como enseñarle a montar en bicicleta. Tienes que sujetarla y prestarle apoyo, para que no se caiga, pero al mismo tiempo tienes que dejarla avanzar por ella misma, para que coja la confianza necesaria para aprender.

Tu misión es estar ahí para curar sus heridas cuando se caiga y animarla a que continúe. En eso consiste aprender y en eso consiste ayudar.

Ayudarla a adelgazar es como enseñarle a montar en bicicleta.
Ayudarla a adelgazar es como enseñarle a montar en bicicleta.

➡️ Antes de ayudar a nadie a bajar peso, hazte estas dos preguntas y responde sinceramente:

  • ¿Te vas a tomar los errores de la otra persona como un ataque personal y se lo vas a reprochar?
  • ¿Vas a huir del problema? ¿Te vas a desentender de la situación con la primera dificultad que se presente? 

Si respondes afirmativamente a cualquiera de las dos preguntas, ayudar no es lo tuyo, es mejor que delegues esa responsabilidad en otra persona más capacitada.

➡️ ¿Qué dificultades vas a encontrar?

  • La presión social del entorno, que son las expectativas de otras personas sobre el proceso de adelgazamiento:

Que suele ser negativa, ya que la comida muy procesada facilita la interacción social y ayuda a rebajar la tensión entre las personas. El rechazo de una invitación suele ser mal visto por la sociedad. No puedes separar a una persona de su entorno social o familiar, a pesar de que la comida social no ayuda a que se alimente mejor.

Especial atención requieren aquellas personas que tengan expectativas exageradas sobre la alimentación o la estética, porque pueden influir negativamente sobre la persona que recibe la ayuda.

  • Puede que la otra persona no quiera tu ayuda o que la interprete como una intromisión en su privacidad y la rechace. También puede ocurrir que no soporte que la veas fracasar y por eso no quiere que te entrometas.
  • Ayudar a otros supone un desgaste personal al que debes prestar atención. Porque cuando te vacías por dentro, no te queda nada que ofrecer.
  • Cuando pasas mucho tiempo en contacto con esa persona, una manera de ayudar inadecuada desgastará mucho vuestra relación.
  • ¿Qué sabes sobre cómo ayudar a esa persona? ¿Conoces sus problemas y necesidades? ¿Cómo sabrás si lo estás haciendo bien? ¿Dónde puedes informarte?
  • ¿Cómo vas a reaccionar cuando te pregunten por su salud o por su aumento de peso?
¿Sabes qué ayuda necesitas?
¿Sabes qué ayuda necesitas?

➡️ ¿Cómo puedes solucionar las situaciones anteriores?

  • Ayúdala a que pueda interactuar socialmente en un entorno controlado. Puedes invitar a las personas de su entorno social y ofrecerles alimentos saludables. Te recomiendo nuestra sección de repostería saludable del blog.

Prepárale algún tipo de comida que pueda llevar para invitar a sus amistades. A las reuniones familiares no acudas con las manos vacías, lleva uno o más postres saludables. La clave para enfrentarse a un entorno social peligroso es tener alternativas saludables.

  • Si no quiere tu ayuda, que sepa que siempre estarás disponible, pero sin insistir. Mientras tanto, evita las críticas, los reproches y dale tiempo. Lo más importante no es lo que le dices, sino lo que le haces. Prepárale una comida saludosa (saludable y sabrosa), averigua cómo transformar en saludable su postre favorito, dale alternativas para que se alimente bien y disfrute de la comida, pasad un rato cocinando o comiendo juntas, escúchala sin criticar: Ese es el camino a seguir, persiste y dale tiempo. 

No le digas lo que tiene que hacer, pero que sepa que tiene tu apoyo.

  • Ayudar a bajar peso a otros desgasta mucho, necesitarás recomponerte. Aprende a distraerte, a relajarte o incluso busca ayuda profesional para ti. Hablar con otras personas que hayan pasado por el mismo proceso te puede hacer sentir mejor. Lecturas, blogs sobre el tema y cualquier tipo de buena información que necesites te ayudará a recargar tu energía.
  • No bases vuestra relación en el problema: Cualquier cosa que hagáis juntos tiene que ser agradable y satisfactoria para ambos, por ejemplo si hacéis deporte, ella no puede acabar sofocada y tú frustrado. Cualquier actividad estará orientada a mantener una buena relación, porque esa buena relación es la base imprescindible para una ayuda eficaz. La necesidad de adelgazar nunca puede ser el protagonista de vuestra vida en común.
  • Para ayudar a bajar peso necesitas saber cómo hacerlo: si estás leyendo este post quiere decir que vas por buen camino, porque estás buscando información.
  • La presión social sobre ti misma con respecto al sobrepeso de la persona que quieres ayudar también es importante. Hay personas que parecen descargar sobre ti la responsabilidad del peso de la otra persona o que critican tu manera de cuidarla, no te lo tomes como algo personal, esas personas están delatando sus propias expectativas, miedos e inseguridades sobre bajar peso. Cualquier evasiva por tu parte, por dudosa que sea resulta siempre muy eficaz. Si te mantienes fiel a las mismas respuestas dejarás de ser un objetivo para las expectativas de estas personas.
Cómo ayudar a bajar peso a alguien.
Cómo ayudar a bajar peso a alguien.

 ➡️ ¿Cómo mantener el rumbo?:

En lo que se refiere a ayudar a bajar peso a otra persona a bajar peso es necesario estar siempre adaptándote a unas circunstancias cambiantes. 

No pierdas de vista tu objetivo, ¿Por qué quieres ayudar a la otra persona? Porque la aprecias. Lo más importante durante el proceso de ayuda es enriquecer vuestra relación.

Lo segundo más importante es cuidar que la relación de esa persona con la comida sea sana, porque aprenderá a utilizar la comida para disfrutarla y estar delgada. Las malas relaciones con las personas que quieren ayudarnos o con la comida, complicarán mucho el proceso de ayuda.

La buena relación con la comida se construye atendiendo a comer de forma sana y atendiendo a disfrutar del hecho de comer, es decir el poder comer con otras personas y el poder disfrutar de lo que se come.

Tu objetivo no será que baje una cantidad determinada de peso en un plazo de tiempo, sino que se alimente bien, para que tenga una buena salud y que construya una buena relación con la comida, porque si disfruta de comer más sano lo seguirá haciendo siempre y no le costará trabajo mantener el peso adecuado.

Para comer más sano necesita alternativas sabrosas de comidas sanas.

Dile lo que te ayuda y lo que no te ayuda.
Dile lo que te ayuda y lo que no te ayuda.

➡️ ¿Cómo influyen las expectativas irreales sobre ayudar a bajar peso?

Uno de los factores más importantes para ayudar a bajar peso es cómo se lo toma cada persona.

Sus expectativas irreales actuarán como creencias erróneas y pensamientos negativos sobre lo que le ocurre, pueden ser un obstáculo mayor que el problema en sí.

El tratamiento consistirá en conseguir que esa persona dude de sus convicciones y para ello hay que demostrarle que se pueden conseguir buenos resultados de una manera diferente.

Siempre hemos de estar ofreciéndole otras alternativas distintas a su manera de pensar habitual, para hacerla dudar de las creencias que la han llevado al aumento de peso.

Por ejemplo cambiar la expectativa irreal de bajar determinada cantidad de peso cada semana por la expectativa real de comer más saludable.

El tener alternativas diferentes ha de hacerse extensible a tu manera de reaccionar frente a las dificultades que se puedan presentar cuando prestas tu ayuda a otra persona.

Es normal que sientas frustración e impotencia cuando ves que la otra persona no avanza. Ten en cuenta que mantener una buena relación es una de las cosas que más puede ayudar.

Es necesario que tú mismo instaures un tipo de relación que deje abierta la puerta a que la otra persona se comprometa más con la ayuda que recibe, porque ante todo se siente cada vez más comprometida con tu interés por ayudarla. 

pide ayuda

➡️ ¿Cómo se consigue dominar la frustración y el impulso de criticar o reprochar a la persona que quieres ayudar cuando no avanza? 

Revisa vuestras expectativas con respecto a bajar peso, porque podrían ser inadecuadas.  

La pérdida de peso no es para velocistas, sino para corredores de fondo. Muchas veces la obesidad es un proceso crónico y es preciso saber acompañar a esa persona en su necesidad de cambio, tanto en lo personal como en el de cambio de hábitos

Más que centrarte en el problema alimentario, trabaja de centrarte en las necesidades de esa persona y en mejorar vuestra relación. 

También es importante que las comidas que hagáis juntos sean agradables, sin reproches. Porque forman parte de construir una buena relación con la comida, son un punto de encuentro y un lugar común dónde puedes ayudar mucho a la otra persona.

Si la comida se convierte en algo gratificante que podéis compartir juntos, también reforzará vuestra relación y eso es lo que más ayuda.

Invita a la otra persona a que se alimente de forma saludosa (saludable y sabrosa) o que coma con menos ansiedad, avísala amablemente si se desvía. Avisar no es reñir.

La regla fundamental es que no haya reproches, estáis tratando de avanzar, no de reñir.

Otro aspecto muy importante es que lleves un registro de pensamientos negativos hacia vuestra situación, son pensamientos que se van haciendo un sitio en tu mente sin que te des cuenta, para hacerte creer que todo lo que intentes no servirá de nada.

Estos pensamientos tienen la función de desmoralizarte. Están basados en unas expectativas erróneas por tu parte hacia el proceso de ayuda.

Anótalos y busca un razonamiento o una frase célebre que te haga dudar de ellos, para anotarla a continuación.

Lee tus notas todos los días y comprobarás que es muy eficaz para mejorar tu estado de ánimo, porque te ayudará a ser más realista con tus expectativas hacia la otra persona.


Cómo ayudar a adelgazar a otra persona.
Cómo ayudar a adelgazar a otra persona.

Si después de todo lo que te he explicado te preguntas si merece la pena intentar ayudar a otra persona a bajar peso te diré que sí, sin dudarlo; porque enfrentarse juntos a un problema y estar dispuestos a cambiar como personas, para superarlo os hará mejores seres humanos, mejores como pareja, como amigos y como familia.

Pero es necesario que estéis dispuestos a cambiar para ser la mejor versión de vosotros mismos y para ofrecerle al otro esa mejor versión de lo que sois. Es la mejor terapia que conozco. Por eso compensa ayudar a los demás, porque te haces mejor. Es muy importante que vuestra relación salga fortalecida del proceso de ayudar a bajar peso .

Recuerda que ayudar a bajar peso a otra persona es como enseñarle a montar en bicicleta, necesita que le des tu apoyo para no caer y al mismo tiempo necesita que la dejes ir para avanzar a su ritmo (no al tuyo). 

Ayudar a bajar peso es construir una actitud que haga el aprendizaje de la otra persona más agradable.

Te interesa:

Cómo preparar tu mente para adelgazar

Para saber más:

Altruismo

Deja un comentario

Responsable: Fernando Aceiro, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en los servidores de mi plataforma de email marketing Mailchimp, ubicados en EEUU y acogidos al EU-US Privacy Shield. Ver política de privacidad de Mailchimp. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en info@fernandoaceiro.com. Para más información consulte nuestra Política de Privacidad.