¿Dónde está el problema en tu imagen o en tu autoestima?

Compartir Post

Lola mi paciente me dijo que no entendía qué le sucedía porque para algunas situaciones era muy decidida por ejemplo tomando decisiones en su trabajo, pero en otras se sentía muy insegura, por ejemplo cuando intentaba adelgazar. Me preguntó si lo que le ocurría era normal. 

Le expliqué que era algo que ocurría frecuentemente con la autoestima. En algunos aspectos de nuestra vida está muy bien desarrollada y en otros permanecía enquistada en algunos momentos del pasado en que nos sentimos más vulnerables.

Ella me comentó que había sido obesa durante su infancia y su madre siempre había dudado que pudiese adelgazar. Su madre solía criticarla por su aspecto.

Le expliqué que la autoestima es la actitud que determina cómo nos tomamos los problemas y seguimos adelante ¿Nos sentimos capaces de resolver lo que nos preocupa o nos sentimos defectuosos por no saber resolverlos y eso nos llena de culpa?  

Por eso la autoestima condiciona el diálogo interno que cada persona mantiene con ella misma. Por ejemplo: las personas con baja autoestima mantienen un diálogo interno muy exigente con ellas mismas que está centrado en todo lo que hacen mal o lo que consideran defectuoso. 

Lola me comentó que en la actualidad seguía repitiendo aquel esquema de pensamiento en el que había sido educada durante la infancia.

Le expliqué que el como te hablas se acaba convirtiendo en cómo te tratas y reconoció que su diálogo interno le repetía las mismas frases que su madre le había repetido durante la infancia.

El verdadero problema de Lola era que su madre le había inculcado de manera inconsciente el afán de ser perfecta en cuanto a su imagen, eso la había hecho muy exigente con los resultados de su adelgazamiento que nunca le parecían lo suficientemente buenos.

▶️ Lola me preguntó sobre la relación entre baja autoestima y perfeccionismo

Cuando tratas de ser perfecta el más mínimo fallo sin importancia lo consideras un fracaso total y de ahí vienen todos tus problemas -le dije-. 

Toda la frustración que produce el no ser capaz de hacerlo todo perfecto te hará sentir culpable y te hará creer que mereces un castigo.

Hacerte daño a ti misma se convertirá en un comportamiento automático que será muy difícil de controlar utilizando la fuerza de voluntad. 

Es normal que cuando estes frustrada o te sientas culpable adoptes una conducta autodestructiva como comer algo que consideras prohibido o en una cantidad exagerada. 

Pero insisto, no es culpa tuya porque se ha convertido en un comportamiento automático, lo malo es que debilita tu autoestima.

Las personas con baja autoestima no son buenas candidatas a un tratamiento a base de dieta restrictiva -le dije-.

Porque al mínimo fallo en su dieta es posible que tengan un episodio de atracones o que desarrollen un trastorno de la conducta alimentaria con el tiempo.

Por eso es normal que te sientas culpable con tanta frecuencia, porque te impones muchas normas imposibles de cumplir.

Tanta culpabilidad te hará pensar que no mereces lo que tienes, que eres una mala madre o que no estás a la altura del trabajo que realizas porque no estás lo suficientemente preparada.

Es frecuente que estés muy pendiente de las reacciones de los demás hacia ti, porque siempre temes que descubran alguno de tus defectos ya sea que tienes mucha barriga o que no eres tan buena persona como aparentas.

Esa culpabilidad te hará estar más pendiente de las necesidades de los demás que de las tuyas propias y te hará soportar un trato injusto en algunas situaciones porque en el fondo crees que te lo mereces porque no eres perfecta.

Cuando te valoras tan poco llegas a pensar que hay algo malo en ti o que tienes un problema físico que te impide estar en el peso perfecto.

El creer que tienes tantos defectos hará muy difícil que puedas encajar con otras personas porque estarás siempre pensando en tus defectos o si los demás se darán cuenta de que no eres perfecta.

Pero en realidad las demás personas están más preocupadas por sus problemas que por tus defectos y es que casi nadie le da importancia a tus defectos porque todas las personas tenemos defectos.

Y es más, las personas que aparentan no tener ningún defecto no resultan creíbles ni parecen auténticas.

La autoestima es un elemento esencial para nuestra salud mental, por eso todas las psicoterapias siempre tratan de reforzar la autoestima de alguna manera.

▶️ Necesitas la autoestima para tu bienestar psicológico -le dije-

Pero ten en cuenta que la autoestima es una valoración subjetiva sobre nosotros mismos y por ser subjetiva está sujeta a error. 

Otro factor que puede actuar sobre tu autoestima es la importancia que le das a la opinión de la sociedad. De hecho hay personas que solo se valoran de acuerdo con su identidad social, confunden su identidad individual con la del grupo al que pertenecen y se definen por su pertenencia a una profesión o a un club de fútbol y no por el tipo de persona que son.

Uno de los temores más importantes de nuestra sociedad es el miedo a la exclusión social. Tristemente se utiliza como instrumento de manipulación, es decir si alguien no cumple determinado requisito, se le excluye socialmente como ocurre con las personas obesas, porque no siguen los modelos alimentarios tan valorada en la actualidad.

Como ves la autoestima no consiste solamente en dejar de ser perfeccionista, sino que es un sistema de creencias que necesita de un mantenimiento constante para que funcione a nuestro favor.

autoestima falsa

▶️ Si la autoestima es una valoración sobre nosotros mismos ¿qué papel juegan las creencias equivocadas? -Me pregunto Lola-.

La importancia de las creencias está en su capacidad de producir auto-sugestión, el problema es cuando nos convencen de que aquello que creemos es la única verdad. 

Por ejemplo, si estás convencida de que siempre estarás obesa, te comportarás como si fuese cierto y además tu autoestima estará en niveles muy débiles. De esta manera tus ideas equivocadas se convertirán en tu realidad.

Cuando tienes una creencia negativa harás todo lo necesario, de manera inconsciente, para que esa idea se convierta en realidad.

Por ejemplo, te relacionarás con personas con baja autoestima que piensen como tú. Esas personas tendrán los mismos problemas que tú y pensarás que lo que te pasa a ti le pasa también a la mayoría de las personas que tú conoces y estarás cada vez más convencida de estar en lo cierto. 

Así solo verás problemas donde otros ven oportunidades, porque con poca autoestima te centras más en lo negativo que en lo positivo.

Estarás convencida que el mundo es cómo tú crees, pensarás que es imposible que las cosas puedan ser de otra manera. 

Por algún extraño misterio tendemos a convertir en realidad aquello que creemos, por esa capacidad de autosugestión que tienen las creencias. Al final descubrirás que lo que crees se habrá convertido en tu destino

Lo que ocurre realmente es que la autoestima no cambia la realidad ni hace que te engañes a ti misma, sino que tu manera de interpretar la realidad cambia. Con la autoestima débil rechazarás todo lo que mejore tu autoestima y solo prestarás atención a todo lo que confirme que tienes poca autoestima. 

Por ejemplo si te dicen que estás más delgada no te lo creerás y pensarás que esa persona trata de adularte. Si te dicen que no vales para nada pensarás que todo el mundo ya sabe que no vales para nada con solo mirarte.

Lo bueno de las creencias es que se pueden cambiar o reciclar por otras más adecuadas.

▶️ Por eso la autoestima es la creencia más importante de una persona -le expliqué-.

Porque de ella van a depender todas las demás creencias, e incluso tu comportamiento, porque la autoestima en realidad controla toda la personalidad.

La autoestima saludable necesita de la gestión de la mente racional. Pero cuando las emociones toman el control tu autoestima se degradará cada vez más porque la mente racional pasa a un segundo plano.

Me comentó que vivía dominada por el miedo y quiso saber si el miedo causaba su baja autoestima.

El miedo tiene un efecto demoledor sobre la autoestima porque le entregas el control de tu vida a aquello que temes. 

Tomas las decisiones basadas en el miedo que quieres evitar, así no vas a ningún sitio, tan solo escapas de lo que quieres evitar, porque es el miedo el que dicta por dónde vas a ir.

Lo mismo ocurre cuando renuncias a pensar por ti misma en favor de pertenecer a un grupo, aquí anulas completamente la autoestima porque te domina el miedo a que te aparten del grupo social al que quieres pertenecer si no eres como ellos, por ejemplo el grupo de los delgados.

Es el grupo el que piensa por ti y hace que te actúes en beneficio de los intereses del grupo y no de los tuyos. Aquí le entregas el control de tu vida al grupo al que quieres pertenecer porque temes estar sola.

La autoestima en realidad es un proceso que se va desarrollando a lo largo de la vida. Lo mismo ocurre cuando se deteriora, no sucede en un instante, se va debilitando a lo largo del tiempo.

autoestima perdida de peso

▶️ Preguntó si el orgullo y la autoestima eran lo mismo, porque su madre le decía que tenía poco orgullo.

Se puede confundir el orgullo con la autoestima, si bien la autoestima depende de la adquisición de una serie de habilidades necesarias para desenvolverse bien en tu entorno, el orgullo es la consecuencia de la autoestima porque es la sensación de logro y bienestar que aparecen como consecuencia de saber manejar esas capacidades.

▶️ Preguntó cómo se deterioraba la autoestima de una persona.

Tan solo es necesario hacer que esa persona desconfíe de su propia capacidad.

O bien acusarla de algo falso referido a su capacidad para solucionar problemas, haciéndola asumir una culpa que no se merece.

Es un método muy eficaz cuando se usa en la infancia o en cualquier otro momento en que una persona sea vulnerable. Así se generan sentimientos de culpa, desamparo, dudas y ansiedad que pueden durar toda la vida.

La autoestima requiere de un mantenimiento constante para evitar su deterioro, es necesario que la persona crezca como ser humano y que desarrolle su creatividad en la solución de problemas.

Cuanto más fuerte sea la autoestima más altas serán las metas que deseará alcanzar una persona y se enfrentará a los problemas con una actitud positiva pero sin perfeccionismo. 

Lógicamente te estoy hablando de una ambición sana y racional, que no tiene nada que ver con la presión que siente alguien que duda de sí mismo y trata de demostrar todo lo contrario a los demás acaparando muchas posesiones materiales. 

La buena autoestima te impulsa a crecer como persona, la falsa autoestima te impulsa a buscar sentirte a salvo atesorando bienes materiales, por eso personajes muy poderosos se obsesionan con el poder y riqueza y cada vez alcanzan más poder, porque sin todo lo que poseen se sentirían amenazados. 

▶️ ¿Qué es la falsa autoestima? -Me preguntó-.

La autoestima verdadera se basa en lo que la persona eres, en tu calidad como ser humano. La falsa autoestima se basa en lo que tienes ya sea en tu imagen, el coche que conduces o el tener un trabajo de prestigio.

Lo que impulsa a la autoestima verdadera es el deseo de crecer como ser humano y lo que impulsa a la falsa autoestima es acumular posesiones para evitar sentirse vulnerable.

La autoestima falsa te lleva a una vida que es una emergencia crónica porque siempre sentirás que estás en peligro porque te falta algo. 

El miedo es lo que domina tu psicología, de ahí viene la necesidad de tener más posesiones materiales para tratar de controlar ese miedo. Aunque creas que has alcanzado el éxito, en realidad te sentirás desamparada.

▶️ Cómo se sabe que una persona tiene falsa autoestima -preguntó-.

La falsa autoestima tiene muchas caras distintas:

– Esperar un agradecimiento de los demás que nunca llega a pesar de todo lo que hacemos por ellos.

  • Hay gente muy poderosa que asume el papel de salvador de la humanidad, en lugar de tratar de ser de ser mejor persona, porque en el fondo sabe que es incapaz de conseguir ser mejor persona.
  • Personas que asumen el papel de ciudadano ejemplar que no duda en recriminar a los otros por lo que considera un mal comportamiento, pero lo único que trata es de ser aceptado por la sociedad y rechaza a los que no son como él.
  • La persona que no piensa por su cuenta sino que utiliza la información que viene del grupo social al que pertenece como si fuese la verdad y que extrae conclusiones basadas en esa visión parcial de la realidad.

Así no es de extrañar que la humanidad haya vivido en un estado de miedo permanente a la realidad que le rodea, pero lo que teme realmente está en su interior y es la falta de una autoestima sostenible.

Lo más triste de esta situación es que son precisamente las figuras de autoridad, aquellas personas en las que confiamos, las que suelen sabotear nuestra autoestima.

▶️ ¿Qué puedo hacer? -preguntó-.

  1. Ten como prioridad invertir en tu crecimiento personal.
  2. Ten en cuenta que es muy fácil caer en la autoestima falsa. Recuerda que la autoestima falsa se basa en escapar del miedo y la autoestima verdadera te dirige a una manera de interpretar la realidad en la que no hay miedo. La autoestima falsa se basa en lo que posees y la verdadera en el tipo de persona que eres.
  3. Cuida la manera con la que te hablas. Procura que cuando hables contigo misma utiliza palabras de comprensión y afecto, pero no te juzgues ni te critiques.
  4. Siempre que digas algo negativo de ti pregúntate qué pruebas tienes de que sea cierto.
  5. Introduce en tu vida alternativas o aficiones que te hagan sentir mejor contigo misma.
  6. Cuida de tu salud física y mental y cuida tu aspecto.

▶️ ¿Cómo puedes distinguir lo que trata de fortalecer tu autoestima de lo que trata de dañarla? -preguntó-.

Todo lo que te ayude a pensar por ti misma y a ser la mejor versión de la persona que eres está tratando de potenciar tu autoestima.

Todo lo que te imponga lo que tienes que hacer o te culpe de su propia incompetencia está tratando de dañar tu autoestima.

Después de tratar a muchas personas con problemas de autoestima te diré que ninguna de ellas era culpable de nada, tan solo eran el porteador de la culpa que correspondía a otra persona.

▶️ A modo de conclusión le dije:

La autoestima es algo muy valioso para los seres humanos pero no pienses que tener poca autoestima es un problema insalvable. Significa que tienes que poner el foco en tu crecimiento como persona para cuidar de ti y tratarte con respeto.

La autoestima es un objetivo estratégico de nuestra psicología, no es de extrañar que algunos pretendan dañarla, porque las personas con baja autoestima son más fáciles de manipular porque tienen miedo.

La manipulación se basa en que persigas aquellos objetivos que benefician a otros en lugar de los que te benefician a ti.

Bajar de peso es una buena oportunidad para fortalecer tu autoestima pero no por los kilos que seas capaz de perder, sino por enfrentarte con éxito a aquellas situaciones que hacen que tus emociones tomen el control.

Adelgazar primero tus miedos y preocupaciones es la mejor manera de iniciar el proceso de adelgazamiento.

Te recuerdo que las creencias erróneas y los pensamientos negativos se pueden cambiar, ahí está la clave de fortalecer la autoestima. También te recuerdo que muchos de esos pensamientos no son tuyos sino que te fueron inculcados por figuras de autoridad en momentos que te sentías vulnerable.

Fortalecer tu autoestima consiste simplemente en convertirte en la mejor versión de ti misma, y el verdadero éxito en la vida consiste en lograrlo.

Cuando tu autoestima es sostenible centras tus esfuerzos en aquello que te interesa y te beneficia realmente, porque no estás tratando de compensar otras carencias como ocurre cuando tu autoestima es falsa.

▶️ Te interesa:

Cookies de Avena

Colesterol: verdades y mentiras

▶️ Academia Fernando Aceiro

Compartir Post

Los Mejores Artículos Relacionados

Deja un comentario

Responsable: Fernando Aceiro, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en los servidores de mi plataforma de email marketing Mailchimp, ubicados en EEUU y acogidos al EU-US Privacy Shield. Ver política de privacidad de Mailchimp. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en info@fernandoaceiro.com. Para más información consulte nuestra Política de Privacidad.