Evita estos alimentos para una alimentación saludable


Evita estos alimentos para una alimentación saludable es un artículo que te ayudará a conocer aquellos alimentos y aditivos que se derivan de los avances tecnológicos y no del desarrollo agrícola.

En teoría estos alimentos y aditivos servirían para mejorar nuestra alimentación y nuestra salud, pero la realidad es que la empeoran.

La polémica se ha trasladado a dilucidar si su composición los hace seguros para nuestra salud.

Esta polémica está pensada para desplazar el foco de atención a dónde no interesa, porque si nos centramos en la función que tienen estos productos en nuestra alimentación, vemos que son muy pobres en nutrientes o se utilizan para darle un aspecto más apetecible a alimentos poco saludables.

Estos aditivos y alimentos de diseño están muy bien pensados para engañar al consumidor y no para mejorar su alimentación.

Recordemos que lo que caracteriza a una alimentación saludable es el consumo de alimentos frescos y que los alimentos, cuando son frescos, no necesitan aditivos.

El problema es que estos productos de diseño han venido para reemplazar a los alimentos reales y ese es un clarísimo atentado contra nuestra salud.

Te ayudaré a conocer algunos de estos alimentos para que puedas evitar estos alimentos para llevar una alimentación saludable.

➡️ Las Nanopartículas:

Gracias a su tamaño minúsculo son capaces de atravesar con mucha facilidad las membranas de las células y prácticamente cualquier tipo de barrera física o biológica, y esto es lo que los hace tan interesantes para la industria, llegan a cualquier sitio y son tan difíciles de detectar que pueden estar incluidas en muchos alimentos sin que lo sepas.

Es frecuente encontrar estas sustancias en cosméticos, productos de higiene y téxtiles, el problema de estas partículas es que pueden migrar a la piel y ser fácilmente absorbidas. Entonces, a través de la circulación, llegan a cualquier parte, ya sea el tejido cerebral o al fetal.

De entre los más conocidos están:

  • El nano dióxido de silicio (E 551) que entra otras cosas aporta untuosidad a congelados, salsas, chocolate.
  • El nano dióxido de titanio (E 171) utilizado en los bombones y el chicle, como colorante y conservante, se le ha relacionado con una degeneración precáncerosa en el colon.
  • Las nanopartículas de plata, utilizadas en los embalajes por sus propiedades antibacterianas y antifúngicas. Y que al parecer destruye la flora bacteriana intestinal. Según investigaciones de la UE podría favorecer la resistencia a los antibióticos.
alimentos zombis cambian forma alimentarse nueva normalidad

Las aplicaciones más importantes de las nano particulas serían:

  • Impregnar el interior de los envases para liberar gradualmente sustancias conservantes .
  • Actuar como aditivos que al estar en modo “nano” podrían dar más aroma, textura y sabor que los actuales.
  • Enriquecer los alimentos en forma de vitaminas y minerales que serían mejor aprovechados por el organismo.

Problemas de las nanopartículas:

  • No se comportan igual que sus homólogos de mayor tamaño. La absorción y metabolismo de cualquier aditivo actual cambiaría completamente si lo convertimos en nano. Pasaría de no absorberse en absoluto a hacerlo mucho mejor, su utilización, metabolismo y eliminación podrían ser radicalmente diferentes.
  • Sería capaz de llegar a lugares del cuerpo donde no llegan los aditivos actuales, podría provocar una toxicidad diferente a las opciones ya conocidas y tener efectos desconocidos según el órgano afectado.
  • Lo que se sabe de los aditivos actuales no es aplicable en su forma nano.
  • Los medios actuales para detectar su presencia en un alimento o su toxicidad no son aplicables a los nano, por eso se ha decretado una moratoria en su utilización hasta que se desarrolle un protocolo que permita su evaluación.
  • También sería necesario estudiar la contaminación ambiental de nanopartículas procedente de su fabricación o de los residuos alimentarios en las basuras y cómo estos se incorporarían a otros seres vivos.
  • Es preciso que las autoridades y fabricantes informen de su presencia para hacer una compra bien informada.

Las nanopartículas en nuestro entorno:

Al ser moléculas tan pequeñas sus propiedades inflamatorias, oxidantes e irritantes son enormes. También respiramos nanoparticulas procedentes del humo del tabaco y de los combustibles diesel. Se sabe que empeoran las alergias respiratorias y el asma. Recordemos hay nanoparticulas que alteran la flora bacteriana intestinal que está muy relacionada con estos mismos procesos y los potenciarían.

Un riesgo enorme de la inhalación de estas substancias es que son neurotóxicas porque la mejor vía para llegar al cerebro es la inhalación, que permitiría a estas particulas viajar a través del nervio olfatorio. Como ha indicado Didier Morin profesor de neurociencia de la U. de Burdeos.

Un problema muy grave es que, se sospecha que bastantes fabricantes se están saltando la normativa de la UE de indicar en los prospectos la presencia de nano partículas. En caso de ser detectados los fabricantes podrían argumentar que la presencia de nanopartículas en sus productos se debe a la contaminación accidental del alimento y que por ello estarían exentos de indicar su presencia en el etiquetado.

Otro problema es el efecto coctel, producido por mezclar diferentes nanoparticulas lo que potenciaría su toxicidad.

Las nanopartículas están por todas partes. no solo en los alimentos, es muy difícil detectar su presencia.

Como acabas de ver estas substancias sirven para hacer que el producto alimentario se conserve más tiempo y que sea más atractivo para el cliente, pero no aporta nada más.

Siempre se defiende la utilidad de los aditivos diciendo que previenen intoxicaciones alimentarias y que gracias a ellos los estantes de los supermercados están repletos de alimentos para que no pasemos hambre. La vieja téncica deenunciar una ventaja más que sospechosa para ocultar los peligros reales de estas aprtículas.

Comprendes por qué debes evitar estos alimentos para llevar una alimentación saludable.

➡️ Alimentos genéticamente modificados o transgénicos:

Se obtienen por ingeniera genética, mediante la inserción de genes de una especie en otra. Estos serían los auténticos transgénicos.

También se puede modificar la expresión de ciertos genes que pueden afectar a las características del producto para que tenga un determinado aspecto o color y para evitar que madure…

Lo mismo que con las nanoparticulas, se trata de conseguir que sea más apetecible al consumidor, porque de otra manera, no lo compraría. También son necesarios para que el alimento aguante más tiempo en el supermercado sin deteriorarse porque así no necesita reposición.

En lugar de invertir tanto presupuesto en aditivos sería más interesante mejorar la oferta y distribución de los alimentos frescos. Es necesario invertir en I+D para evitar el excesivo uso de aditivos.

Los electrodomésticos que deshidratan los alimentos o que los envasan al vacío, han abierto una vía de trabajo interesante en los procesos de conservación alimentaria en el hogar y proponen una interesante vía a seguir.

Estás técnicas de modificación genética no tienen nada que ver con las técnicas clásicas de mejora genética que se basan en cruzar a individuos con determinadas características que se quieren mejorar. Para ello se utilizaban individuos de la misma especie o de especies muy afines, no de especies distintas. Es un método lento y que no siempre garantiza los resultados.

Las técnicas modernas permiten la modificación genética a la carta de manera más rápida y puede utilizar genes de cualquier especie por diferentes que sea.

Evita los alimentos transgénicos
Evita los alimentos transgénicos

Estas técnicas se utilizan para conseguir:

  • Plantas resistentes a un herbicida que destruye las malas hierbas, pero el cultivo no se ve afectado.
  • La resistencia a determinadas plagas
  • Productos con maduración retardada y que aguantan más tiempo sin deteriorarse.
  • Cambio en su composición nutricional que puede incorporar vitaminas que no contiene esa especie vegetal para evitar las carencias nutricionales.

Sus defensores alegan que no hay riesgo para la salud, ni para la biodiversidad y que es la mejor manera de aumentar la productividad del suelo.

El principal problema es que fomentan los monopolios de la industria agroalimentaria y hacen totalmente dependientes a los agricultores de estas empresas.

En general los consumidores europeos rechazan estos productos porque no se fían de ellos.

En la actualidad han sido relegados a la alimentación para el ganado, pero los ganaderos no están obligados por la ley a indicar cómo alimentan al ganado. Esto no es un ejemplo de transparencia, ni de una legislación que apoya la compra informada.

Los consumidores desconfían de su inocuidad porque no se fían de las autoridades, y es que las autoridades tampoco hacen mucho para ganarse la confianza de los consumidores.

El problema ya no es si los transgénicos son inocuos, sino que quieren imponer otro tipo de agricultura que atenta contra la biodiversidad y la salud.

Ya han desaparecido una gran variedad de alimentos saludables y deliciosos debido a la política agresiva de las empresas monopolistas del sector, lo que también favorece el empobrecimiento de los países productores. También induce a que todos comamos de una manera globalizada, aburrida y todo lo contrario a sabrosa y saludable.

➡️ Animales clonados:

Resulta ridículo, ya que existen especies que dan muy buen rendimiento y la técnica de clonación es una forma cruel de maltrato animal, ya que se desechan muchos individuos.

No tiene mucho sentido su utilización, salvo que se pretenda otra cosa que por ahora desconocemos.

➡️ Alimentos enriquecidos.

Son aquellos a los que se añaden vitaminas o minerales para que contengan una cantidad superior al alimento original y salvo casos de desnutrición importante no tiene ningún sentido, ya que los alimentos en su forma original son tan complejos que aún no entendemos cómo actúan sobre nuestros organismos. Además los humanos nos hemos ido adaptando a ellos durante miles de años y no al revés.

Los alimentos enriquecidos son para situaciones muy concretas y no para la alimentación de la población en general.

Evita los alimentos enriquecidos para llevar una alimentación saludable.
Evita los alimentos enriquecidos para llevar una alimentación saludable.

Un ejemplo muy concreto son los cereales desayuno de una marca muy conocida, qu e vienen enriquecidos en fibra, calcio, hierro y vitamína B. Muchas madres los compran convencidas de que le están dando lo mejor a sus hijos.

Pero la cantidad tan exagerada de fibra que contienen, forma sales insolubles con los minerales de la leche e impide que los niños puedan absorber el calcio y el hierro de la leche y el del enriquecimiento del cereal.

Además contienen mucho azúcar lo que hace que el niño consuma demasiada vitamina B para asimilar ese azúcar y desde luego su enriquecimiento en vitamina B no es suficiente.

Por eso el cereal está enriquecido, creen que así nadie sospecharía.

➡️ Alimentos funcionales.

Se les añaden sustancias que tienen algún efecto sobre el organismo, mayoritariamente la prevención de ciertas enfermedades. Pero las cantidades que contienen no son suficientes para conseguir ese efecto.

Desgraciadamente el reglamento actual es una invitación clara para que se prometan al consumidor todo tipo de milagros asociados a estos alimentos.

Estos alimentos suelen contener:

  • Probióticos: microorganismos que colonizan el intestino y favorecen al sistema inmune, previenen determinado tipo de tumores,
  • Prebiótico: fibras que favorecen el crecimiento de las bacterias intestinales .
  • Fibra: ayuda a controlar la glucemia y el colesterol plasmático y regula el tránsito intestinal. Se suele añadir a alimentos que no la contienen pero la cantidad aportada no puede compararse con lo que nos aportan los alimentos naturales, sobre todo los integrales.
  • Ácidos grasos omega 3: controlan el colesterol plasmático pero las cantidades añadidas es insuficiente comparada con los alimentos como el pescado azul.
  • Esteroles vegetales: por su efecto sobre el control del colesterol plasmático a los que en la actualidad la Unión Europea obliga, a advertir en la etiqueta, que la cantidad necesaria que sería necesaria consumir para obtener el efecto deseado y su NO recomendación a embarazadas y niños por sus efectos indeseables.
Evita los alimentos modificados.
Evita los alimentos modificados.

➡️ Conclusión:

El derecho a decidir qué y cómo quieres comer, está en entredicho. Tampoco puedes elegir libremente lo que comes, porque no estás bien informado, la información forma parte de como piensas y los pensamientos también formarán parte quién eres.

Te has preguntado ¿Por qué quieren cambiarte?

El peligro de los aditivos no está solamente en su peligrosidad intrínseca, está en que cambian la manera de producir alimentos, expulsan de nuestros hogares a los alimentos reales y empobrecen nuestra dieta. Es así como nos enferman.

El aditivo es dañino en cómo manipula y en cómo es capaz de cambiar tu comportamiento alimentario porque empobrece tu alimentación. Gracias a los aditivos y a los alimentos de diseño, los mercados están invadidos por los alimentos insanos.

Estos alimentos falsos son el cómplice necesario de la dieta insana.

Los alimentos para la nueva anormalidad no son alimentos, son un instrumento para la manipulación. Por ello, evita estos alimentos para llevar una alimentación saludable

Evita los aditivos para una alimentación saludable.
Evita los aditivos para una alimentación saludable.

¿Qué puedes hacer?

  • No compres lo que te perjudica.
  • Infórmate bien, para que no te manipulen.
  • El resto de lo que tienes que hacer surgirá cuando haya más personas que estén tan bien informadas como tú, por eso quiero pedirte que me apoyes suscribiéndote a mi web.

Cuando empecé a escribir este post pensé titularlo, los alimentos zombis, porque me parece terrorífico cómo han cambiado nuestra manera de alimentarnos y en qué nos quieren convertir… De seguir comiendo de esta manera tan anormal, es posible estemos condenados a una apocalípsis zombi.

Por todo lo que te he explicado evita estos alimentos para llevar una alimentación saludable.

Te interesa:

27 alimentos que no son lo que parecen

27 alimentos que parecen saludables pero no lo son

Para saber más


Deja un comentario

Responsable: Fernando Aceiro, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en los servidores de mi plataforma de email marketing Mailchimp, ubicados en EEUU y acogidos al EU-US Privacy Shield. Ver política de privacidad de Mailchimp. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en info@fernandoaceiro.com. Para más información consulte nuestra Política de Privacidad.

×

¡Hola!

Haz clic para chatear conmigo en WhatsApp o envíanos un correo electrónico a info@fernandoaceiro.com

× ¿Hablamos?