25 bulos nutricionales que necesitas conocer (primera parte)


La primera parte de este artículo sobre los 25 bulos nutricionales que deberías conocer ha de iniciarse con una pregunta:

¿Por qué tienen tanta difusión los bulos? Por que se aprovechan de esa necesidad tan humana de buscar una explicación a una realidad que, en ocasiones, resulta difícil de comprender.

Ten por seguro que ninguna persona puede comprobar la veracidad de toda la información que recibe. Por eso somos una sociedad, porque necesitamos de las informaciones veraces de los demás y es ahí donde los manipuladores profesionales se aprovechan de nosotros.

No es que seamos ingenuos, es que somos humanos y necesitamos que otras personas nos compartan honestamente sus conocimientos, porque no somos capaces de abarcar todo el saber.

Te estarás preguntando cómo puedes distinguir un bulo de una información veraz: Es muy difícil, no hay más que observar lo que ocurre en las redes sociales que propagan bulos pero también los detectan.

Entre las maniobras que utilizan los profesionales para validar un bulo, está decir que proviene de algún tipo de autoridad, que puede ser un comité de expertos que está financiado por quién propaga el bulo, una fuente próxima a quién quieren desprestigiar y que más que próxima es ficticia, un estudio estadístico que ellos mismos han manipulado. En fin, actúan según el manual del buen manipulador…

No es que sean más inteligentes que el resto, sino que emplean todo su tiempo y esfuerzo en parasitar a los demás. Su actividad gira en torno a aprovecharse de alguien. Además los profesionales de la manipulación tiene equipos multidisciplinares a su servicio.

El manipulador se suele presentar como un simple mensajero de alguien que le ha dado la información falsa, así trata de eludir su responsabilidad en la propagación del bulo cuando es descubierto.

Cuando eres víctima de ese engaño, tratarás de alcanzar tu meta a través de un camino equivocado. Lo normal es que nunca consigas llegar y jamás entenderás por qué has fracasado, ya que tú te limitaste a hacer aquello que te habían aconsejado.

Te explicaré algunos bulos cuya creencia te impedirá controlar tu peso.

bulos nutricionales basados en los alimentos.

Comenzaré por el grupo de bulos nutricionales que relacionan el peso adecuado con los alimentos:

1º Para adelgazar tienes que seguir una alimentación restrictiva.

La alimentación restrictiva trata el síntoma pero no la causa de la obesidad. Puedes adelgazar haciendo solo dieta, pero lo normal sería que volvieses a recuperar el peso perdido.

La mala relación con los alimentos es la causa de muchos problemas alimentarios como la obesidad. La creencia de que tienes que hacer una alimentación restrictiva empeorará esa relación. Así la comida dejará de ser una fuente de satisfacción para convertirse en un problema y convertirás a los alimentos en tu enemigo.

Te interesa:

¿Cómo mejorar tu relación con la comida?

2º La grasa engorda:

Este mito se aprovecha de la creencia popular de que la obesidad, por ser un acumulo de grasa, tendría que estar provocada por la ingesta de alimentos ricos en grasa.

Este bulo nutricional se basa en una lógica muy simple: la grasa de los alimentos se acumula directamente en el cuerpo, sin sufrir ninguna transformación.

Desgraciadamente el organismo no es tan simplón. Los nutrientes pueden transformarse en grasa, aunque no contengan grasa.

Te conviene saber que no toda la grasa de los alimentos sirve para las mismas funciones. Es de sobra conocida la importancia de los ácidos grasos Ω3 para la salud y el peligro de las grasas trans.

¿Sabías que la grasa humana está formada por triglicéridos?, algunas personas estarán pensando en este momento: “El truco para adelgazar está en no comer triglicéridos”.
No es así, todo lo que comemos en exceso se convierte en triglicéridos.

Quédate con esta idea: No comas en exceso, porque hay nutrientes que sin ser grasa te ayudarán a engordar.

bulos nutricionales y dieta restrictiva.

3º Los carbohidratos engordan:

La alimentación humana se ha basado en los carbohidratos desde la antigüedad.

Muchos alimentos que en su estado natural son ricos en carbohidratos, también son ricos en fibra y otros nutrientes muy importantes. Pero cuando se refinan pierden estos nutrientes, y se quedan los carbohidratos en estado puro que estarán más concentrados que en el alimento natural.

El problema no son los alimentos que contienen carbohidratos, sino lo que la industria hace con los alimentos. Evita los refinados y ultraprocesados: lo notarás en tu salud y en tu peso.

4º Los alimentos light adelgazan y puedo comer todo lo que quiera.

El concepto light se ha convertido un reclamo publicitario, muchos alimentos con 0% de grasa, tienen demasiado azúcar.

Éste es un ejemplo de los 25 bulos nutricionales que ha sido aprovechado por la publicidad.

Los alimentos Light auténticos, tienen un porcentaje de calorías ligeramente inferior a las opciones normales (30%). Son una pequeña ayuda. Comer alimentos light no es la solución.

He conocido a muchas personas que engordaron comiendo light, porque comían demasiado al creer que podían comer lo que quisieran. Como ya te he dicho el problema no es la composición del alimento sino cómo lo utilizas.

5º Los alimentos naturales no engordan, puedes comer lo que quieras:

Los alimentos orgánicos, biológicos y naturales son alimentos de más calidad. Contienen más nutrientes por cada gramo que los alimentos insanos. Además los alimentos poco saludables contienen muchos aditivos, azúcar, grasas saturadas, etc.

Un alimento de calidad, ya sea ecológico o del huerto de la abuela, contiene más vitaminas, minerales, antioxidantes que uno elaborado y por lo tanto en la misma cantidad de alimento habrá menos hidratos de carbono y grasas.

El alimento elaborado contiene una serie de aditivos, que le permiten al fabricante ganar más dinero, porque va a utilizar una materia prima de calidad inferior (más barata) y gracias a los aditivos industriales, puede aumentar su volumen con menos cantidad de producto. No es magia, es química.

Por eso muchas salsas de tomate son más baratas que un tomate natural. La realidad es que los alimentos ultraprocesados son más caros aunque cuesten menos que uno natural, porque por cada € que pagas obtienes menos “materia prima” de alimento.

bulos nutricionales: los superalimentos.

Te interesa:

Té verde: ¿Tiene beneficios para adelgazar?

6º El té rojo y el té verde queman la grasa.

En el artículo sobre el té verde te explico detalladamente los bulos nutricionales sobre este alimento y que la población de Japón es tan delgada, porque el té ha hecho que no consuman tantos refrescos azucarados como los occidentales, porque en Japón el té verde es una bebida muy popular.

También analizo otro bulo nutricional: el té que se procesa con el método de vaporización japonés es el único que tiene cualidades saludables y que en Occidente la mayoría del té verde que se consume NO es el más adecuado.

El té verde y el rojo tienen algún nutriente que, en teoría, podría utilizarse para quemar grasa en condiciones de laboratorio.

El que un alimento tenga determinado componente no quiere decir que ese componente será utilizado para una función específica que a mi me interesa, como por ejemplo quemar la grasa.

Otro aspecto a tener en cuenta es que consumir un determinado alimento no significa que va a llegar a dónde se necesita y que se ponga a quemar la grasa inmediatamente.

En el cuerpo humano hay un serio problema de logística para hacer que los medicamentos o los nutrientes lleguen a dónde se necesita. Incluso los medicamentos infiltrados exactamente en el lugar queremos que actúen, no se traducen en curación.

7º Alimentos buenos y malos

De lo anterior podemos pensar que los alimentos buenos adelgazan y los malos engordan.

Esta manera de hablar daría lugar a los bulos relacionados con los diferentes alimentos que deberíamos incluir o excluir en cada dieta.

La realidad es que no son los alimentos los que engordan a las personas, sino cómo las personas utilizan los alimentos.

Aquí podríamos abrir un apartado sobre los alimentos milagrosos o con «superpoderes» que queman la grasa de una manera fulminante o que poseen una substancia que cura el cáncer, pero que luego no actúan como indica su publicidad porque no son medicamentos.

bulos nutricionales e influencia horaria.

Bulos nutricionales relacionados con la influencia del horario de las comidas

Dormir tras una comida engorda, porque los alimentos se almacenan directamente sin gastarse.

Éste es uno de los 25 bulos nutricionales más populares, se basa en que al dormir el gasto de energía de nuestro metabolismo es menor, por lo que no se consume la comida que se acaba de tomar previa al sueño.

La grasa corporal se forma con la comida que NO hemos utilizado, porque resulta excesiva para nuestras necesidades. Sin importar la hora de la comida y lo que hayamos hecho después.

La buena noticia es que nuestro cuerpo puede consumir la grasa almacenada sin importar la fecha de fabricación.

Es recomendable el reposo tras la comida con objeto de favorecer la digestión y evitar la sensación hambre que aparece tras comer, porque si no digieres la comida se queda en el estómago y éste no la comparte con el resto del cuerpo. Estarás en ayunas a pesar de haber comido.

La clave está en una buena digestión porque te ayudará a comer menos.

2º No hay que tomar fruta por la noche:

Un viejo refrán dice de la naranja: «Por la mañana oro, por la tarde plata y por la noche mata», desconozco en lo que se basa la sabiduría popular para hacer esta afirmación. No hay ningún principio nutricional que apoye esta creencia.

Pero es cierto que mucha fruta presente en el mercado está demasiado verde para su consumo. Es demasiado ácida y puede resultar indigesta para determinadas personas, lo que complicaría el descanso nocturno.

3º El desayuno es la comida más importante del día:

De netre los 25 bulos nutricionales, éste proviene de una mala interpretación de lo que ocurre en el mundo sajón. Allí el desayuno tiene la misma función que el almuerzo latino.

Algunas personas al no entender esta diferencia cultural, hacen un desayuno americano y luego hacen un almuerzo latino. De esta manera es cierto que el desayuno es la principal comida del día… Para ayudarte a engordar.

También hay personas que creen que adelgazar consiste en comer menos y se saltan el desayuno. Cuando llegue la hora del almuerzo comerán con mucho apetito y no habrán conseguido nada. Por eso es importante desayunar.

bulos nutricionales: hay alimentos buenos y malos.

4º Para adelgazar cuantas más veces comas al día mejor.

De los 25 bulos nutricionales, éste es una exageración de la recomendación de distribuir las comidas del día en 4 o 6 tomas.

La razón de este consejo es para evitar la sensación de hambre a lo largo del día, especialmente antes de las comidas principales y para evitar el picoteo.

Algunas personas en su afán de llevar las cosas más lejos, pueden pensar que más es mejor y acaban comiendo mucha cantidad de comida repartida en demasiadas tomas.


El objetivo de este artículo es demostrarte que lo que te impide alcanzar tus metas de salud y peso adecuado no son los obstáculos, sino los pensamientos equivocados porque te llevarán por un camino equivocado.

Como te he dicho antes los humanos vivimos en sociedad, porque necesitamos de informaciones veraces y útiles de las personas que se manejan bien en su parcela de conocimiento.

El conocimiento nos ayuda a alcanzar nuestras propias metas.

La manipulación y el adoctrinamiento nos hacen fracasar, porque nos hacen perseguir aquellas metas que interesan al manipulador.

¿Qué podemos hacer como sociedad para evitar la manipulación y el adoctrinamiento a base de bulos nutricionales?

Necesitamos que aquellos que tienen el conocimiento, la información o la solución a un problema que tengan algún medio para compartirlo.

Ayudar a difundir, ente todos, ese contenido útil a la sociedad y en eso, es en lo que te pido que me ayudes compartiendo este contenido.

En la segunda parte de este artículo sobre los bulos nutricionales completaré esta lista de 25 bulos nutricionales.

 ¡Y esto no es un bulo!

Si te ha sido útil este contenido, suscríbete que no cuesta nada.


Deja un comentario

Responsable: Fernando Aceiro, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en los servidores de mi plataforma de email marketing Mailchimp, ubicados en EEUU y acogidos al EU-US Privacy Shield. Ver política de privacidad de Mailchimp. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en info@fernandoaceiro.com. Para más información consulte nuestra Política de Privacidad.

×

¡Hola!

Haz clic para chatear conmigo en WhatsApp o envíanos un correo electrónico a info@fernandoaceiro.com

× ¿Hablamos?