19 Mentiras Estadisticas en Nutricion que te interesa conocer


19 Mentiras Estadisticas en Nutricion que deberías conocer no es un artículo sobre matemáticas, ni sobre teorías estadísticas complicadas:

Éste artículo es para evitar que te engañen.

Tengo que pediros disculpas por no acentuar las palabras estadística y nutrición. Lo he hecho a propósito ya que el robot de Google no habla español y no utiliza los acentos.

Las mentiras estadísticas en nutrición son la mejor manera de manipularte, porque es muy fácil hacerte creer que las cifras encierran la verdad absoluta. Una vez que te lo creas, será fácil hacerte caer en una cadena de engaños.

Disraeli, el que fuera primer ministro británico en el siglo XIX, decía que hay tres tipos de mentiras:

  • las mentiras normales de las que te hablé en los artículos de los bulos.
  • las grandes mentiras de las que te hablé en el articulo sobre la globalización y dieta saludable.
  • las mentiras estadísticas que son las más poderosas.

Quizá hayas oído hablar de John Allen Paulos matemático, profesor, articulista y autor de varios libros entre los que podemos destacar:

  • Un matemático lee el periódico.
  • Un matemático invierte en bolsa
  • El hombre anumérico, este último fue publicado con un subtítulo muy sugerente: El analfabetismo matemático y sus consecuencias.

El profesor Paulos utiliza con frecuencia el término “acalculia” para referirse a la incapacidad para las matemáticas de nuestra civilización.

Tiene mucha razón cuando habla de analfabetismo matemático.

En sus libros pone en duda la veracidad de muchas estadísticas que son aceptadas por la población como una verdad absoluta que no se puede rebatir.

A Paulos le gusta analizar las cifras referidas a diferentes aspectos de nuestras vidas, entre ellas las que nos proporcionan datos sobre nuestra salud.

El problema es que cuando él hace los cálculos, obtiene valores muy diferentes a las cifras oficiales: Es muy fácil que tus decisiones estén basadas en informaciones que no son fiables.

La tesis de Paulos te hará dudar de la teoría de la conspiración, porque nuestra naturaleza humana es suficiente, para meternos en problemas de todo tipo. Sin ninguna conspiración añadida.

estudios estadísticos y mentiras estadísticas en nutrición.

Te presentaré 19 mentiras estadisticas en nutricion que desconocías.

Índice

1ª No tener en cuenta “todas las variables” que pueden influir en un estudio alimentario:

Además de los aspectos meramente nutricionales están los aspectos que se relacionan con la cultura y gastronomía que son los que realmente determinan nuestra manera de alimentarnos.

Muchas veces no es el alimento en su estado natural el que produce el efecto curativo, sino cómo se cocina ese alimento y cómo se combina con otros alimentos que podrían potenciar su acción saludable.

Por ejemplo, en Japón el té verde es una bebida tan popular y es tan sabroso que ha desbancado a los refrescos azucarados. Las estadísticas no te explicarán ¿Qué es más saludable beber té verde, o dejar de consumir refrescos azucarados?

2ª Aplicar o elegir herramientas estadísticas inadecuadas:

De esta manera es muy fácil hacerle decir a los números lo que nos interesa.

Además cuando el mentiroso es descubierto suele excusarse diciendo que utilizó las mismas herramientas estadísticas que utiliza todo el mundo.

La estadística no va de utilizar cualquier herramienta, sino la que sea más adecuada para estudiar lo que estamos investigando.

Lo que nunca te dirán es que la estadística es una ciencia “interpretativa” (éste es un concepto muy importante): porque todo depende del significado que le demos a los resultados obtenidos.

Las interpretaciones de la estadística necesitan ser comprobadas mediante la experimentación, y no ser esgrimidas como una verdad absoluta contra la que no hay nada que hacer.

Utilizar mal la estadística es una forma de darle legitimidad a las mentiras estadisticas en nutricion.

3ª No considerar el efecto placebo de los mal llamados alimentos milagrosos:

El efecto placebo es un fenómeno de sugestión que nos hace creer que determinado alimento ejerce un efecto curativo sobre nuestra salud. Es lo que intentan hacerte creer las informaciones repetidas sobre las cualidades milagrosas de algunos alimentos.

Es muy difícil separar el efecto saludable real de un alimento, de las creencias que tiene la persona a la que le han convencido de que ese alimento es milagroso.

El placebo no puede curar una enfermedad, pero puede aliviar los síntomas por un efecto de autosugestión y por eso produce mejoría, pero en realidad, no hay curación.

¿Es lícito utilizar un placebo? Sí para aliviar, pero nunca para garantizar una cura.

Que te quede claro que es muy difícil hacer un estudio en el que podamos separar el efecto placebo de los alimentos que dicen que son milagrosos, del efecto saludable que puedan tener en realidad. Esta situación introduce un sesgo, una desviación, que puede producir un error estadístico en cualquier estudio.

Otro factor que ya comenté, en el caso del té verde, es que los alimentos saludables que son muy populares también hacen que baje el consumo de alimentos perjudiciales, lo que es beneficioso, pero no por los nutrientes que contiene ese alimento. Es algo a tener muy en cuenta cuando se estudian los nutrientes y su efecto sobre la salud.

Las estadísticas en alimentación, en ocasiones, no generan confianza.

4ª Hacerte creer que cuando ocurren dos hechos al mismo tiempo, uno de ellos es la causa del otro. Es algo que se hace con frecuencia con los mal llamados alimentos milagrosos.

La Nutrición es un deporte de equipo y no de estrellas individuales.

La cúrcuma es un alimento muy saludable, pero cuando se ingiere con un poco de pimienta potencia mucho más su efecto, por eso sería necesario estudiar cómo se utilizan los alimentos saludables en las diferentes dietas saludables.

5ª. No distinguir entre causa necesaria y causa suficiente.

Te pongo un ejemplo:

Está aceptado que el té verde es la causa de la baja incidencia de cáncer ginecológico en la dieta japonesa, pero los japoneses utilizan muchos alimentos frescos, muchos alimentos fermentados, alimentos muy ricos en isoflavonas naturales, o que apenas utilizan anticonceptivos orales que tienen como efecto secundario el cáncer ginecológico.

El té verde podría ser una causa necesaria para explicar la baja incidencia de cáncer ginecológico en Japón, pero no es una causa suficiente, ya que hay otros factores que también explican esa baja incidencia de cáncer y que no se tienen en consideración.

6ª. Asociar varios estudios que son poco demostrativos y tratar de hacernos creer que la suma de todos ellos les da una autoridad que no tienen.

Si no demuestran una correlación entre dieta y salud por separado, tampoco la demuestran en conjunto.

Hay muchos estudios sobre las propiedades adelgazantes de un alimento, pero no son concluyentes, si no son concluyentes, no lo son por más que lo repitan los noticiarios.

Otra variante de esto mismo, es cuando nos dicen que los investigadores están estudiando las propiedades de un alimento, dando a entender que si lo estudian es porque algo bueno tendrá, aunque nunca lo encuentren.

19 erróres estadísticos en nutrición.

7ª. Decir que la excepción confirma la regla cuando en realidad la anula.

Hay estudios que indican que la dieta francesa que es rica en queso, foie-gras, embutidos y mantequilla, presenta unas cifras de salud cardio-váscular mejores que muchos países mediterráneos.

Pero no tienen en cuenta que hay una notable diferencia entre el norte de Francia y la antigua Occitania y que los beneficios de la dieta francesa solamente los encontramos en el sur y el suroeste del país.

8ª. Dar por sentado que si una información proviene de la autoridad tiene que ser cierta.

Lo que para las autoridades de un país es una cantidad normal de pesticidas, para las autoridades del país vecino resulta intolerable.

Las autoridades de países diferentes no siempre están de acuerdo en lo que se refiere a seguridad alimentaria en su población.

Desconfiar de la normativa alimentaria no es lo mismo que negar su utilidad.

9ª. Creer que algo es cierto porque todo el mundo lo dice.

Como todos sabemos las mayorías también se equivocan.

10ª. Para solucionar un problema complicado, se suele buscar una explicación simple, directa y errónea.

Las explicaciones simples son muy atractivas. Ej: Considerar que el té verde y el aceite de oliva hacen que una dieta sea saludable, es una explicación tan simple que deja fuera de juego a otros alimentos muy importantes que son los que realmente hacen todo el trabajo.

Té verde y aceite de oliva ¿Alimentos milagrosos?

11ª. Afirmar que hay alimentos milagrosos basándose en estadísticas no contrastadas con la experimentación.

En definitiva hay que estudiar la dieta saludable en conjunto, más que los alimentos milagrosos por separado.

Existen las mentiras estadisticas en nutricion porque no se contrastan con la experimentación

12ª Decir que cuando no encontramos la causa de algo, posiblemente sea genética.

La genética se ha convertido en un cajón de sastre para la estadística.

Cuando los resultados de un estudio son estadísticamente contradictorios se suele decir que se debe a un factor genético desconocido que explicaría esa contradicción.

Como se ha dicho de la población francesa, para explicar sus salud cardio vascular frente a la dieta mediterránea, atribuyéndolo a un gen fantasma que les hacía metabolizar la grasa saturada mejor que nadie en el mundo.

Las estadísticas señalan hacia dónde dirigir las sospechas.

13ª No distinguir entre riesgo absoluto y riesgo relativo.

O lo que es lo mismo,lo que es razonable y lo que no lo es.

Muchos riesgos son menores o mayores de lo que nos dicen las estadísticas oficiales.

Al no decirnos de que tipo de riesgo se trata, no sabemos si debemos de tenerlo en cuenta o solo deberían tomar precauciones determinadas personas que son realmente más propensas a padecer ese problema.

Así se suele permitir vender alimentos modificados a la población general, que solo deberían recomendarse a determinados individuos, como ocurre con los dextrinados.

14ª Dar a conocer el consenso de un grupo de expertos sobre determinado tema.

Si un grupo de expertos tiene que llegar a un consenso indica que ninguno de ellos conoce la verdad de lo que estudian, porque si no, no habría que llegar al consenso.

La verdad científica ha de establecerse sobre la base de evidencias irrefutables, no según lo que diga el consenso de un grupo de expertos.

15ª Los estudios controlados aleatorios son el estándar clásico para evaluar los beneficios de una dieta.

Los sujetos se separan de forma aleatoria en dos grupos: Unos reciben esa dieta y otros no, y se comparan los resultados.

Pero los estudios nutricionales deberían incluir los menús reales que componen esa dieta y no el de sus ingredientes por separado.

En ocasiones se componen menús con los alimentos característicos de una dieta, sin tener en cuenta cómo los cocinan sus consumidores habituales.

El resultado es un estudio que no nos dice nada de nada.

19 mentiras estadísticas en nutrición.

16ª Equiparar lo que tiene importancia estadística con lo que tiene importancia clínica.

La estadística nos habla de probabilidades. La importancia clínica nos habla de datos que se pueden medir en el organismo de los pacientes.

Cuando vemos que los franceses consumen tanta mantequilla y queso y comprobamos que su salud cardiovascular es mejor que la de muchos mediterráneos, indica que hay algo que no ha medido la estadística.

Pero que sí ha medido la etno-gastronomía que estudia la proyección cultural de la gastronomía, porque la cultura gastronómica es lo que más influye en nuestra manera de alimentarnos y que no se suele estar incluida en los estudios estadísticos de una dieta saludable.

Ésta es una de las mentiras estadisticas en nutricion más eficaz.

17ª Cuando diferentes estudios difieren, se tiende a dar más valor a los resultados positivos.

Con frecuencia se publican resultados positivos sobre los beneficios de una dieta o alimento en publicaciones especializadas, que no tienen ningún valor, porque en los resultados obtenidos se encontraron igual número de casos neutros o de casos negativos pero como no lo dicen…

18ª Dar preferencia a lo políticamente correcto es un error.

Cuando se recibieron los primeros resultados sobre la dieta francesa rica en grasa saturadas y con una salud cardiovascular envidiable, se rechazaron diciendo que tenía que haber un error, luego se comprobó que los datos eran ciertos: No era políticamente correcto decir que una dieta a la que se suponía rica en grasa saturada fomentase la salud cardiovascular.

El instinto gregario de los seres humanos nos dificulta ir contra la opinión mayoritaria. Algo que también les ocurre a los que investigan y a quiénes les financian.

19ª La forma en la que está redactado un estudio científico da pistas sutiles sobre los autores y la intención que se esconde tras sus conclusiones.

Sobre todo cuando el tipo de lenguaje que utilizan tiende al adoctrinamiento.

El tipo de bibliografía, sobre todo cuando es selectiva y no tiene en cuenta todas las opiniones; el tipo de datos u opiniones que no se incluyen; como tratan a los autores que no están de acuerdo con ellos; y por último el origen de la financiación que reciben.

Todos, son factores que ya indican la orientación que va a tomar el estudio y los resultados que podemos esperar.

Las personas que saben del tema son capaces de leer entre líneas, y pueden adivinar los resultados de un estudio nada más empezar a leerlo.

El análisis estadístico no demuestra nada porqu ees necesaria la experimentación

Quédate con esta idea: la certeza de un hecho solo puede demostrarse mediante la experimentación que es la encuentra las pruebas y la que demuestra la veracidad de las sospechas estadísticas.

Cuando se tiene desinformada a la mayoría de la población y ésta no sabe alimentarse, hará que predominen los alimentos no saludables en los mercados, aumentará el desempleo entre los agricultores que trabajan con calidad, se despoblará el campo, sufrirá la biodiversidad, aumentarán las enfermedades derivadas de la mala alimentación, aumentará el gasto sanitario, aumentarán los impuestos y todos viviremos peor.

Saber orquestar mentiras estadisticas en nutricion es top trending.

No es una conspiración, es un gran negocio que beneficia solo a unos pocos.

¿Crees qué vivimos en un mundo dónde existe realmente la libertad de información en la vida práctica de los ciudadanos?

¿Crees qué puedes decidir libremente si no estás bien informada?

¿Entiendes cómo funcionan las mentiras estadisticas en nutricion?

Déjame un comentario en el blog.

Te interesa:

25 bulos nutricionales que deberías conocer


Deja un comentario

Responsable: Fernando Aceiro, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en los servidores de mi plataforma de email marketing Mailchimp, ubicados en EEUU y acogidos al EU-US Privacy Shield. Ver política de privacidad de Mailchimp. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en info@fernandoaceiro.com. Para más información consulte nuestra Política de Privacidad.

×

¡Hola!

Haz clic para chatear conmigo en WhatsApp o envíanos un correo electrónico a info@fernandoaceiro.com

× ¿Hablamos?