Clafoutis saludable (sin gluten ni azúcar)

portada del clafoutis saludable

Compartir Post

El clafoutis saludable es una receta típica de la región francesa de Occitania.

El nombre de clafoutis deriva de una palabra occitana: Clafir que significa rellenar o adornar. 

Lo tradicional en la región es hacerlo con cerezas o albaricoques. He horneado dos recetas: una tradicional y otra innovadora combinando dos sabores que trabajan muy bien juntos: el mango y la fresa.

Siempre que horneo clafoutis saludable me acuerdo de esas personas que en vez de tener una personalidad uniforme y homogénea, tienen una especie de trocitos de fruta psicológicos por el medio, que siempre resultan una sorpresa agradable.

Hay trocitos de una cosa flotando en medio de otra cosa distinta, como le ocurre al clafoutis de mango y fresas.

Pero cuando lo horneas ocurre una especie de magia, porque unos sabores se mezclan con otros y se crea algo nuevo y diferente. El resultado final no es la suma de las partes, si no lo bien que se complementan.

Además el clafoutis tradicional no tiene el relleno de fruta localizado en un lugar en concreto, sino que el relleno salpica toda su personalidad como una erupción. Es como si las frutas se disputasen el protagonismo con los demás ingredientes y ya no supieses quién es quien, porque todo esta mezclado con todo, 

Hay personas que son una mezcla o una especie de accidente culinario como ocurre con el clafoutis. No importa lo que sean, son originales y han sabido conjuntar en ellas mismas, tendencias diferentes. 

Clafoutis saludable con mango y fresa.

Creo que ése es el sentido del clafoutis saludable: No es nada en concreto porque tiene un poco de todo e incluye todo lo que necesita dentro. Es una receta para hornear una manera de pensar que es capaz de crear un buen entendimiento entre elementos diferentes.

El clafoutis saludable es una manera ingeniosa de aprovechar la fruta de temporada para no desperdiciarla. Hace de la cocina de aprovechamiento una ocurrencia maravillosa.

Cuando sabes cocinar saludoso (saludable y sabroso) no solamente tendrás una relación mejor con los alimentos sino que evitarás su desperdicio.

En esta versión utilizaremos moldecitos individuales para así controlar mejor la cantidad que vas a comer. Además una vez horneados los puedes congelar para tenerlos siempre a tu disposición y evitar que comas cualquier opción poco saludable. 

Posiblemente el clafoutis lo inventó una persona que tampoco quería desperdiciar la fruta.

Combinamos huevo y leche que te aportarán proteínas de alta calidad y fruta cocinada que es muy diurética y rica en pectinas que actuarán no solo como espesante, sino que dificultará la absorción de los azúcares de la fruta.

La fruta cocinada ya endulza bastante y tal vez no necesites añadir ningún edulcorante.

El clafoutis también es apto para los intolerantes al gluten.

Es importante que lo comas directamente del molde con una cucharita porque así te obligará a comerlo en pequeños bocados lo que  aumentará tu sensación de saciedad, estos pequeños detalles son los que marcan la diferencia y te ayudarán a educarte en sentir más saciedad sin abusar de la comida.

Vamos con la receta del clafoutis saludable con mango y fresa.

Clafoutis saludable de albaricoque recién horneado

▶️ Ingredientes del clafoutis saludable con mango y fresa

  • Tres huevos.
  • 200 ml de leche desnatada.
  • 200 gr de fresas.
  • 200 gr de mango.
  • Una cucharada de maizena.
  • Ralladura de limón.
  • Estevia.

▶️ Receta del clafoutis con mango y fresa.

  • Disuelve la maizena en un poquito de leche.
  • Añade los tres huevos y bate (no demasiado)
  • Endulza con estevia.
  • Ahora la ralladura de limón y la leche desnatada.
  • Integra bien la mezcla y colócala en un bol.
  • Añade la fruta troceada
  • Hornea 20 minutos a 180ºC
Ingredientes del clafoutis saludable con mango y fresa

Espero que cocinar este postre también te enseñe a adornar tu personalidad con trocitos de fruta psicológica que hagan que las personas que más te importan puedan disfrutar de tu compañía y encontrar alguna que otra sorpresa agradable en tu forma de ser.

Esa sorpresa podría ser tu afición por cocinar en una época que casi nadie cocina.

Regalarle a alguien algo que tú has cocinado es una sorpresa agradable e inesperada. Son los trocitos de fruta que adornan el clafoutis.

Pero lo mejor de cocinar es la experiencia, el proceso, la relación tan especial que tienes con los platos, porque muchos de ellos encierran un trocito de historia. También te ofrecen un ejemplo que cómo transitar por la vida.

Cocinar puede enseñarte todo lo que necesitas saber, tan solo tienes que fijarte en lo que cocinas. Porque cada plato es una creación tuya y al mismo tiempo repites los mismos gestos que otra persona efectuó en otra época para cocinar exactamente lo mismo o algo muy parecido.

Cocinar es un ceremonial que repetimos los humanos a través del tiempo y más que cocinar o comer estamos rememorando un trocito de historia y construyendo una historia que nos es propia y que no es otra cosa que reclamar nuestra necesidad de ser felices cuando cocinamos y cuando comemos. 

En esta receta utilizaremos una bebida vegetal de almendra y también almendra molida que producen más saciedad y aportan ácidos grasos muy saludables.

Aquí no importan las calorías ,sino que tengas una mayor sensación de saciedad que actuará a largo plazo.

El clafoutis es una comida ideal para comer en el trabajo.

Si solo te fijas en comer pocas calorías acabarás comiendo otra comida más insana que tenga muchas más calorías. Lo que te produzca más saciedad a largo plazo evitará que consumas más calorías.

En esta receta es muy importante utilizar albaricoques que estén bien maduros (recuerda que el clafoutis es una receta de aprovechamiento). Si no encuentras albaricoques en las debidas condiciones o no es la temporada puedes utilizar albaricoques en conserva al natural. No los compres en almíbar.

A la hora de hornear vigila que la profundidad del clafoutis no sea superior a los 6 centímetros. Las cantidades que te doy en la receta son para un molde de 15 x 15 centímetros lo que te garantiza que con las cantidades que te indico en la receta tendrás una profundidad no mayor de 6 centímetros.

Si lo haces de una profundidad de 3 cm quedará muy seco y si lo haces de 12 cm quedará crudo. Con 6 cm quedará muy jugoso.

Vamos con la versión del clafoutis saludable tradicional de albaricoque.

Clafoutis saludable de albaricoque

▶️ Ingredientes del clafoutis saludable con albaricoque:

  • 150 ml de bebida vegetal de almendra
  • 100 gr de almendra molida
  • 3 huevos
  • 300 gr de albaricoques
  • 2 cucharadas de maizena
  • Una cucharada de licor de almendra
  • Una cucharada de vainilla líquida
  • Estevia

▶️ Receta del clafoutis saludable con albaricoque

  • Vierte 3 huevos en un bol. Deshazlos un poco y añade la maizena (opcional)
  • Integra bien la mezcla
  • Añade los 100 gr de almendra molida. Integra bien
  • Pon el licor de almendra y la vainilla
  • estevia
  • Integra lo anterior y añade la bebida de almendra
  • En un molde pincelado en aceite pon los albaricoques troceados y añade la mezcla anterior
  • Hornea a 200ºC durante 30 minutos
Ingredientes del clafoutis saludable de albaricoque

La comida se ha convertido en un acto apresurado, algo que ocurre entre dos acontecimientos importantes, la consideramos una interrupción o una pérdida de tiempo. Hemos aprendido a organizar nuestra vida en casilleros independientes. Hemos olvidado que todo está relacionado, lo que parece intranscendente lo conecta todo, es lo que hace que el conjunto funcione.

 Posiblemente necesitemos volver a convertir la comida en lo que fue siempre: Un ceremonial, un acto que nos conecta con lo que nos rodea de una manera más intima.

Es lo que me gusta del clafoutis: todo está revuelto. La uniformidad está rellena de trocitos de fruta que son una sorpresa. Lo anárquico necesita de lo organizado. Lo homogéneo es la estructura en la que se apoya lo diferente. Lo uniforme es el marco de referencia de la diversidad.

La comida evoca memorias y trae a la mente pensamientos que también resultan saludables y sabrosos: saludosos como decimos nosotros. Comer y sobre todo saborear es meditar.

La repostería saludable que te estoy enseñando no solamente cuida de los ingredientes saludables sino que es un todo, porque te lleva a cambiar los habitos y a cambiar tu estilo de vida.

No solo será un estilo de vida saludable sino de pensamiento saludable porque eliminará de tu vida el remordimiento.

La Cocina de Lara: clafoutis saludable (dos recetas)

Olvídate de contar calorías, cocina aquello que te ayude a sentir más saciedad y comprobarás que serás capaz de comer menos calorías cuando experimentes más saciedad.

Esta receta de clafoutis saludable no la inventó ningún nutricionista sino gente corriente que tenía que solucionar su vida y aprovechar mejor sus recursos. Y es precisamente esta gente de la Occitania la que tiene unas cifras de colesterol y de salud cardiovascular que son la envidia de cualquiera que siga la dieta mediterránea. Como explicaba Fernando en su artículo sobre la Dieta Saludable Francesa pues se refería a la cocina occitana. 

Espero que te haya gustado esta receta de clafoutis saludable.

Te interesa:

Tarta de flan con manzana

NUESTROS PODCAST:

musica Audionautix

Compartir Post

Los Mejores Artículos Relacionados

Deja un comentario

Responsable: Fernando Aceiro, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en los servidores de mi plataforma de email marketing Mailchimp, ubicados en EEUU y acogidos al EU-US Privacy Shield. Ver política de privacidad de Mailchimp. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en info@fernandoaceiro.com. Para más información consulte nuestra Política de Privacidad.