Enseño a las personas con sobrepeso a pensar, cocinar y comer de manera saludable, para que adelgazar se convierta en algo fácil y práctico y para que se sientan capaces de mantenerse delgadas por ellas mismas.

Seguro te pasa que…

En todos mis años de profesión he conocido a muchas personas como tú, que habiendo triunfado en muchos aspectos de la vida no consiguen adelgazar

Sé como ayudarte en tu proceso

Al ser una persona luchadora pones todo tu empeño en conseguir adelgazar, pero al no contar con el apoyo adecuado, lo único que consigues es empeorar el problema.

Los continuos fracasos te hacen perder la autoestima y la confianza en ti misma. Al final te resignas o te autojustificas. Pero sigues sin conformarte.

Este es el equipo completo detrás de FernandoAceiro.com

Nuestros valores son el compromiso, el respeto y la responsabilidad de trabajar a diario para mejorar la salud de cientos de personas

Este es el equipo completo detrás de FernandoAceiro.com

Nuestros valores son el compromiso, el respeto y la responsabilidad de trabajar a diario para mejorar la salud de cientos de personas

MI HISTORIA

Durante mi juventud pasaba las vacaciones con un familiar obeso, que por razones de comodidad sometía a toda la familia a la misma dieta insípida. Aún tengo pesadillas con la dichosa merluza cocida con judías verdes. Poco a poco la comida familiar se transformó en una fuente importante de conflicto y aquel problema alimentario se convirtió en el miembro más influyente de nuestra familia. Lo que generó en mí, una mala relación con la comida.

Durante mi formación universitaria conocí a mi mujer, que estudiaba pedagogía y era vegetariana. La primera vez que me invitó a comer y me sirvió unas judías verdes, temí que hubiese una “conspiración de las verduras” acechándome. Probé la comida por cortesía y descubrí que era una gran cocinera: Las judías eran una exquisitez. Aprendí que muchas manías alimentarias se producen por la forma en la que está cocinado el alimento y que muchas personas carecen de los conocimientos culinarios necesarios, para afrontar este tipo de situaciones.

Tras aquella revelación comenzó a fraguarse, en mí, el interés por lo que al cabo de los años se convertiría en mi trabajo actual. Solucionar los problemas alimentarios desde una aproximación pedagógica y práctica:

Enseño a pensar, cocinar y comer de manera saludable:

Rehabilito a las personas que han perdido la capacidad de alimentarse de manera saludable y sabrosa y la adapto a sus necesidades.

Quería que mi trabajo contribuyese de forma significativa al cambio de hábitos alimentarios, para la prevención y tratamiento de enfermedades derivadas de la obesidad. Decidí centrarme en perseguir mi sueño, convirtiéndome en mi propio jefe, dedicándome a prevenir y educar, no a medicar. Para ello obtuve un Master en Dietética y Nutrición, y una especialidad en Tratamiento Psicológico de la Obesidad y Trastornos del Comportamiento Alimentario, a parte de otras diplomaturas en Medicina Psicosomática y Patologías Asociadas a Errores Nutricionales.

Me sentía tan dichoso con mi nuevo trabajo que supe que había hecho lo correcto.

 

Al poco de empezar a trabajar descubrí que muchos pacientes que venían a mi consulta, mostraban una mala actitud hacia la comida que me resultaba familiar, al indagar sobre la causa de aquello, supe que era la consecuencia de haber seguido dietas de adelgazamiento restrictivas.

Sabiendo, por propia experiencia, que el seguir una dieta restrictiva podía hacer crónicos los problemas alimentarios, me decidí por la alimentación saludable, que a diferencia de las dietas restrictivas, debería mantenerse de forma indefinida, porque es la manera ideal de alimentarse. Ya han pasado muchos años desde entonces y, todavía hoy, sigo viendo a pacientes que han sido víctimas de un tratamiento dietético inadecuado.

Muchos pacientes me preguntan, cómo la alimentación saludable les puede ayudar a adelgazar, si no es, realmente, una dieta. La respuesta es sencilla, y su propio nombre lo indica, se llama alimentación saludable porque nos ayuda a alcanzar y a mantener el mejor estado de salud posible, y para ello lleva los indicadores de salud a su nivel óptimo. 

Uno de los mejores indicadores de salud que se conoce es el peso adecuado, ¿por qué no utilizar la alimentación saludable para alcanzar el peso adecuado?

Esta mirada al pasado me ha hecho consciente, de cómo fueron encajando todas las piezas de mi vida. Ya no sabría decir si, yo he elegido mi profesión, o ésta me ha elegido a mí.

Tampoco sabría decir, si es mi profesión, o mi filosofía de la vida.

A través de numerosas investigaciones y más de treinta años de experiencia, desarrollé un método de trabajo basado en un estilo de alimentación saludable, que busca reconciliar a la persona con su manera de comer, para hacer de la alimentación un aliado y no una fuente de frustración, que la predisponga negativamente en todo lo referente a la comida.

Mi forma de trabajar se basa en que la persona ponga en práctica todo lo que ha aprendido, de manera inmediata, para que se integre en su forma habitual de pensar y de actuar.

Enseño a las personas con sobrepeso a pensar, cocinar y comer de una manera saludable, que les permita adelgazar de forma fácil y práctica y para que se sientan capaces de mantenerse delgadas por sí mismas.

Mis aficiones:

- Las mascotas:

- La pintura:

- La gastronomía:

×

¡Hola!

Haz clic para chatear conmigo en WhatsApp o envíanos un correo electrónico a info@fernandoaceiro.com

× ¿Hablamos?